Masaje infantil en Barcelona

Masaje infantil en barcelona en italiano castellano y catalán

El masaje infantil es una práctica que pertenece a una antigua tradición de muchas culturas, la cual se ha trasmitido de madres a hijas y que ahora se está difundiendo en Occidente.

La evidencia clínica y la investigación reciente han confirmado el efecto positivo del masaje sobre el desarrollo y maduración del bebé en diferentes niveles. Con el masaje podemos acompañar, proteger y estimular el crecimiento y la salud de nuestro bebé.

Desde el 2013 soy Educadora de Masaje Infantil certificada por AIMI (Asociación Italiana de Masaje Infantil). Organizo talleres de masajes infantiles para padres con bebé de 1/2 mes hasta el año de vida que ayudan a fomentar el vínculo relacional.

El masaje infantil :

• es un medio privilegiado de comunicación y comunicación con su hijo;

• promueve el vínculo de apego y fortalece la relación padre-hijo;

• promueve un estado de bienestar del niño;

facilita el conocimiento de las diferentes partes del cuerpo que ayuda en el desarrollo de la autoimagen;

ayuda al niño a descargar y aliviar el estrés causado por nuevas situaciones, estrés y enfermedades menores.

estimula, fortalece y regula los sistemas: circulatorio, respiratorio, muscular, inmunológico y gastrointestinal, previene y alivia los cólicos;

• puede ser un buen apoyo en los trastornos del ritmo sueño-vigilia;

es una experiencia de profundo contacto emocional entre el padre y el niño y de esta manera fomenta la relajación de ambos;

nutre y apoya en el arte de ser padres.

¿Cómo pueden aprender los padres a dar masajes infantiles?

El curso se realiza con pequeños grupos de padres e hijos, consta de 5 encuentros de aproximadamente una hora.

Durante los encuentros los padres:

  • descubren los beneficios del masaje para el bebé;
  • aprenden la secuencia completa del masaje;
  • ayudan a la relajación del bebé a través del “toque relajante”;
  • reflexionan sobre el vínculo padre-hijo;
  • experimentan una experiencia de comunicación no verbal estimulada por el masaje: sonrisa, contacto visual, contacto a través de la piel …
  • comparten preocupaciones, temores, dudas y reflexiones sobre el crecimiento de los pequeños;

El masaje se convierte en un medio privilegiado de comunicación y comunicación con su hijo, promoviendo el apego, mejorando la relación entre padres e hijos y el bienestar del niño.